El Tabanco del Tío Gregorio tiene efectos revulsivos en el Albaicín. Tasca, centro de formación y sala de exposiciones durante el día. Por las noches, espacio para recitales íntimos.

Los nostálgicos lamentan la paulatina decadencia del Albaicín. “Esto ya no es lo que era”, se lamenta un vecino que baja el camino empedrado. No le falta razón. Pero, a pesar de eso, el viejo barrio granadino sigue atesorando rincones mágicos. Alacenas que confirman la teoría del embrujo. “Y del duende”, añade otro lugareño de quebrada voz y canto profundo”.

No hay nada tan albaicinero como la coincidencia y el misterio. Gregorio debió regentar algún puesto. Quizá una tienda. O un tabanco. Gregorio se paseaba por los mercados vendiendo comestibles,bebia vino y entonaba por soleá y siguirillas que quitaba el sentido. Cualquier conjetura encaja. ¿La única certeza? Gregorio está en la mente de todos los granadinos por obra y gracia de una cuesta.

La Cuesta de San Gregorio. Al menos, así ocurría desde hace un lustro, hasta que un grupo de amigos decidieron inaugurar el más íntimo santuario del flamenco y del jazz: El Tabanco del Tío Gregorio.

Dentro, un mosaico de imágenes y motivos ilustran la música popular del barrio. Porque  hablar del Albaicín es hacerlo de flamenco.Algo que encaja con la tradición musical de este barrio y con su realidad. Aunque, en este caso, el seguimiento alcanza cotas místicas. Pocos espacios conceden semejante intensidad, un contacto tan cercano con el artista. La ´logia´ se reúne en un habitáculo reducido. ¡¡¡¡¡¡Cuidado, el crujir de la madera de la silla puede despistar al cantaor!!!! El trayecto comienza en la calle Calderería de Granada. Subiendo esta calle llegaremos a la Cuesta de San Gregorio. Tras subir algún escalón, daremos con la Peña. Es uno de los caminos que llevan al Mirador de San Nicolás. El Tabanco alberga exposiciones de pintura, fotografía y escultura. Durante el día se imparten clases de guitarra y cante. Cuenta con un estudio de grabación donde se colabora con los músicos tanto en directo como en grabaciones profesionales. Es un lugar de encuentro para flamencos y amantes de la música de cualquier parte del mundo. Un ambiente asociativo donde disfrutar de un momento de sosiego escuchando un cante por soleá……” Parroquianos ilustres. Rostros conocidos del mundo del flamenco granadino suelen dejarse caer de vez en cuando por El Tabanco del Tío Gregorio. El Yerbita , El Niño de las Almendras, Emilo Maya, Juan Moneo “El Torta”, Rafalín Habichuela, Antonio Carmona, Rubem Dantas, Pepe Luis Carmona Habichuela, Jorge Pardo,  Jaime “El Parrón”, Antonio Valentín, Rubens Silva y tantos otros… Amigos que suelen parar aquí para tomarse un vino y echar el ratito por bulerías…………”. Allí os esperamos.

cartel color

 

Copyright © 2010 El Tabanco. All Rights Reserved. Design: Javier López, webmaster: Anke Herrmann.